Alberto y Lila, Rafik Schami, ilustrado Els Cools & Oliver Streich, 1999, Ediciones Norte-Sur

Había una vez una granja con muchos cerdos y gallinas. Los animales vivían en forma pacífica y cordial, aunque sin mezclarse. Eran todos muy amables, pero ningún cerdo jugaba nunca con una gallina jugaba nunca con un cerdo. Nunca. Mejor dicho, hasta que Alberto conoce a Lila. Ni Lila ni Alberto tienen amigos: Alberto porque es el único cerdo blanco de la granja y Lila porque es demasiado vieja poner huevos. Naturalmente, los demás animales desaprueban esa extrana pareja. Pero a Alberto y Lila no les importa. Juntos se divierten mucho. Y cuando se les ocurre un ingenioso plan para enganar al zorro, convierten la granja en un paraíso seguro y feliz, lleno de amistad y alegría para todos.